¿Qué es la AME?

AME es el acrónimo de Atrofia Muscular Espinal, su origen es genético principalmente, en la edad adulta se produce por la mutación de un gen.

Es una enfermedad llamada "rara", neurodegenerativa y neuromuscular, que afecta principalmente a bebés y niños. Los movimientos voluntarios de las personas son consecuencia de que una primera neurona motora ubicada en el cerebro informa a una segunda neurona motora de la médula espinal que es la que esta en contacto con el músculo, y hace que éste se mueva. En la AME  estas neuronas motoras están afectadas y no transmiten bien la información de movimiento al músculo. Aparece entonces la debilidad muscular con atrofia por culpa de esas neuronas motoras ubicadas en la médula espinal. La AME es una enfermedad de la que se tiene conocimiento desde hace más de 150 años, pero no fue hasta 1995 que se detectó el gen que la causaba (SMN1). De acuerdo a la edad de primeros síntomas y el grado de debilidad muscular se clasifica en 4 grandes tipos:

Tipo I (forma más grave) pacientes cuya debilidad implica todo el tronco y que nunca llegan a sentarse.

Tipo II (forma crónica intermedia) pacientes que llegan a sentarse, pero no logran deambulación espontánea.

Tipo III (forma crónica menos grave) pacientes que llegan a deambular, pero pierden esa capacidad en etapas posteriores.

Tipo IV (forma adulta) Los primeros síntomas suelen aparecer a partir de los 35 años y su progresión es muy lenta.

Afecta a una de cada 6.000-10.000 personas y cada año se diagnostican unos 60 casos nuevos en toda España. La prevalencia, es decir el número de casos presentes en un momento determinado es más difícil de calcular dado que la mitad  de los casos AME son formas graves que pueden fallecer en los primeros dos años de vida. Las cifras que se establecen en Europa serían aproximadamente de un paciente AME por cada 50.000 habitantes calculando las formas crónicas, lo que implica que en España habría unos 1.000 casos representados, aunque no siempre cuentan con un diagnóstico genético preciso.

El gen causante de la AME es el SMN1 que produce la proteína SMN, y 1 de cada 40 personas sanas puede llevar una copia alterada (portadores asintomáticos); para tener AME es imprescindible tener las dos copias alteradas heredada una de cada progenitor. Todas las personas para moverse necesitan del gen SMN1, y en el caso de los afectados por AME al no tenerlo, un gen complementario (SMN2) con menor capacidad de producir la proteína SMN intenta suplir la cantidad de proteína SMN faltante. Como es una proteína muy importante para las células, la cantidad de proteína SMN que produce el SMN2 ayuda a sobrevivir, pero no evita la enfermedad. Por lo tanto, el gen SMN2 no es tan potente como el SMN1. Se podría decir  que el gen SMN1 fuese un Ferrari y el SMN2 un 600. El SMN2 hace muy poca proteína completa funcional. La gran mayoría de proteína que hace el SMN2 es incompleta porque le falta una parte (la que depende del exón 7 del gen) y se degrada entonces más rápido y es inefectiva.

Todos los pacientes carecen del gen SMN1 y tienen el gen SMN2.Los pacientes con la forma tipo I tienen en su gran mayoría 2 copias (una minoría tiene 1 ó 3 copias). Los pacientes tipo II tienen 3 copias en su mayoría y los pacientes tipo III entre 3 y 4 copias. Existen algunos casos discordantes como pacientes tipo I con 3 copias o tipo II con 2 copias por lo tanto no es posible dar un pronóstico categórico en base al número de copias SMN2.

En definitiva, la AME es causada por la ausencia o mutación del gen SMN1 y por tanto hay menos proteína SMN. Sin la proteína SMN no se puede vivir, con un poco de proteína ya se puede vivir pero no evitar la enfermedad.